jueves, 6 de enero de 2011

Maybe i´m a rockstar, maybe a dumb!!

Un desfile de semen por la escalera de sus piernas; dios que imagen!!

Asi es como acaba todo y empieza la historia, un aborto mas en el segundo intento de buscar la vida. Millones de renacuajos ribonucleicos dandose de cabezazos contra un muslo terso y perfecto que quizás no volverían a tener el privilegio de tocar. Les había de todo tipo, subnormales, con dos cabezas, precoces, geneticamente perfectos como el guapo de tu instituto e incluso juraría que había alguno que se dedicaba al travestismo, sin embargo y a pesar de todo, nadie era capaz de embarazar el corazón de la dulce Audrey.

Veintenas de orgasmos entre sus oidos, con las consiguientes eyaculaciones que limitaban su manzana polar, nada entraba pero nada salía. Su cuerpo, huérfano de un sentido propio y de un sentimiento universal flotaba a menudo entre el contrabando de humo, el terciopelo y fluidos de vida.

Dicen que una vez se enamoró de un chico, dicen que le decía te quiero y caminaba de la mano con él, ella le dijo que era virgen y él, que estaba para vestir santos, la besó...
...
....
........
.............
...la volvió a besar...y en la pantalla puso The End en cursiva, después de un fundido a negro mientras sonaba "You" de Radiohead.

Bueno, realmente esto es lo que debería haber pasado, sin embargo lo que pasó es que al día siguiente ella le pidió el dinero por el servicio de la noche anterior y se fue mientras en toda la sala del cine sonaba "Sexy Sadie" de los escarabajos y él se quedaba solo en la cama bajo un poster de Humphrey Bogart en la famosa escena del aeropuerto en Casablanca.

                                                                    THE END



Bueno realmente esto es lo que debería de haber pasado, pero es que me lo he imaginado viendo una foto en el periodico mientras escuchaba.


1 comentarios:

Óscar R. Cardeñosa dijo...

Se te echaba de menos :)
Muy bien caballero.

Publicar un comentario