jueves, 19 de agosto de 2010

Lluvia, colores, sentidos y pieles

Anoche olía a lluvia cuando me fui a dormir, no a ese olor a lluvia de cuando ha llovido, sino a ese olor que hay en el aire y te advierte de que va a llover.

Quizás llevaba oliendo así toda la noche, pero no me había dado cuenta, o quizás era el contenedor de la puerta de casa junto con mis sentidos viciados, o quizás que caminé por el arcoiris, ambulante por supuesto, pues un arcoiris sino es ambulante no es nada; como el pelo de la musa, ambulante y siempre dispuesto a que camines sobre él como si fuera una alfombra de Terciopelo Azul sobre la que crear sueños y sentidos.

En fin, el caso es que después de varios minutos de lluvias mentales, decidí pensar que olía a ella.


miércoles, 18 de agosto de 2010

No siempre puedes conseguir lo que quieres, ¿no?

La línea de acción del corazón está representada por una flecha.

Eso fue todo lo que sacó en claro Norman de aquel curso de electrocardiografía, la verdad es que ni si quiera sabía porque había ido; quizás en ese momento pensó que tenía que saber más cosas, pero en el fondo sólo lo hacía por obtener puntos para la bolsa de trabajo, bueno y quizás por ver a una compañera de la carrera que siempre había pensado que estaba buenisima; el caso es que fue con la misma motivación que un vegano a la matanza. El chico odiaba su trabajo...y lo sigue odiando con todas sus fuerzas.

Siempre ha sido un inconformista; un chico a su guitarra pegado, raya del ojo, barba de tres días y el pelo a lo Jagger en el videoclip de Paint it Black; seguro que si llega a tocar en las Ventas, sigue pensando que es poco,...todo es poco y nada es suficiente, siempre sin conseguir encontrar el fondo del vaso, sin ver más allá del cristal, sin sentir más del residuo fisico que deja la cama, porque está claro que "después de" lo único que queda son residuos.

Pues bien, ahora va el chico y se enamora, ahora se quejará de tener el corazón de color rojo y de que todo lo que fluya en las aurículas que representado por una flecha...

                                                                                             ...y por su cara de bobo.


No siempre puedes conseguir lo que quieres, ¿no?

lunes, 9 de agosto de 2010

Un minuto

¿Qué es lo primero que hace la gente cuando se muere o nace alguien?
Llamar por teléfono...

En este mismo minuto está naciendo Amaya, será una chica morena, alta y con los ojos como su padre, con esa extraña sonrisa triste en el iris; pasará por la época post-punk y grunge durante su adolescencia temprana, pero acabará siendo una chica pop con el pelo a lo Nawja Nimri en "Los amantes del círculo polar ártico"; la gustará el chocolate y el whisky solo con hielo; trabajará de camarera a duras penas aunque a penas le dure; vivirá la Tercera Guerra Mundial y la ganará con preservativos de colores.

Justo en las puertas del quinto segundo de este mismo minuto se muere Guido, ha vivido la Guerra Civil y la perdió junto con muchos rotos de espítitu y amigos en el campo; fue albañil durante unos años hasta que pudo montar un negocio de compra y venta de discos en plena calle Mantería; fue siempre un mujeriego y acabo casado con la hija de su vecino; siempre con su gorra y con una cara que inspiraba lucha siempre hablando sobre como se debe hacer un buen sofrito cuando no tienes ni si quiera gas para cocinar. Bajo un cielo mas rojo y gris que nunca y con una temperatura acorde a lo avisado en el telediario Guido sufre una muerte súbita en mitad de la calle.

Yo, lo veo todo desde el banco en el que estoy sentado...cojo el teléfono...
...a la vez que el padre de Amaya y la mujer de Guido que paseaba a su lado erguida.

¿Qué hace la gente cuando no tiene nada que hacer?
FO**AR

-Disfrutad que todo pasa y todo queda, escuchad la nueva y arreglada versión de la Tercera Guerra Mundial", saltad en la cama y unios al lalala-
http://www.myspace.com/sharonbates