miércoles, 4 de noviembre de 2009

Pongamos que escribo de Madrid




Descontrolado el impulso,
todo lo que busco tras el vinilo,
es la voz de la cordura.
Me asedian las ganas de entrar,
y horas despúes me despierto.
No siento el vacío,
siento el miedo,
anoche me di miedo,
fui capaz de deshacer todo tipo
de pensamientos para llegar hasta el fondo,
sin nada.

Soy un ser débil e insaciable.
Estoy en la "Chocolatería Ginés",
arrepintiéndome de lo de ayer
y mis manos huelen a ti.
"Me encanta la tragicomedia de nuestros polvos"

5 comentarios:

miguel asensio dijo...

estabas jodido eh??'

Anónimo dijo...

al menos tienes impulsos..
lo que te lleva a la búsqueda, al descontrol al querer más.
disfrutalo, sentir es el mejor síntoma de estar vivo.

tOrMeNtA dijo...

Buenas. Soy Sara, la chica de la Curva. Te escribo desde mi blog.

Por lo que veo, es interesante lo que escribes. Sobre esta entrada en concreto, creo que no se es débil por buscar la cordura y que insaciable no es un adjetivo peyorativo. Por lo demás, la búsqueda de algo es lo que nos lleva a todos a movernos.

Bueno, nos mantendremos en contacto, no?
Un beso. Nos vemos.

miguel asensio dijo...

Cristian, capitan de la desgracia, amante contenporaneo del JB, bufón de la prisa, ven a verme por lo del Penicilino

tOrMeNtA dijo...

mejor así. me ha encantado.

Publicar un comentario